Anuncian controles aleatorios para evitar congestión en la intercomuna

Escrito por el diciembre 10, 2020

Dentro del balance de fiscalizaciones vehiculares realizados durante este fin de semana largo, el jefe de Defensa de Ñuble, general de Ejército Rubén Segura, destacaba que en total se efectuaron 31.484 controles, y que de ellos, se habían cursado 527 infracciones por no respetar la restricción vehicular.

Se constataba de esa manera un gran despliegue de funcionarios del Ejército, Carabineros y la PDI durante este plan de contingencia especial que se aplicó los días sábado, domingo y martes, con lo que se volvía a este feriado de cuatro días que no se había repetido desde 2016.

Sin embargo, se generó un fenómeno negativo y que de hecho motivó que se replanteara la manera de controlar el tránsito por parte de Carabineros para los próximos plantes de contingencia.

En cada uno de los ocho controles de acceso a la intercomuna se generaron tacos como nunca antes se había visto en Chillán.

“Si antes yo me demoraba de Paul Harris a Andrés Bello, por Vicente Méndez, cerca de 40 minutos, por ejemplo para los primeros días de la vuelta a clases, en la mañana; ahora ese mismo recorrido, lo hice en más de una hora”, comentó Leticia Reyes, vecina del sector.

La conductora añade que “a eso hay que sumarle que el taco lo hicimos con 32 grados de calor, entonces imagina lo que sería eso para un adulto mayor, personas hipertensas o guaguas. Sinceramente, creo que pudieron haber previsto eso”, criticó.

Decenas de opiniones semejantes se leyeron en todas las redes sociales y páginas web con foros habilitados, en los que se publicó alguna nota al respecto, destacando que el del pasado viernes ya era el segundo taco similar de la semana.

Consultado al respecto, el jefe de la XVI Zona de Carabineros Ñuble, general Mario Sepúlveda, advirtió que para las próximas fiscalizaciones masivas se realizarán controles aleatorios, es decir, ya no a todos los vehículos, aunque sí se mantendrán esos mismos puntos de control dispuestos actualmente.

Y a lo anterior, el general Sepúlveda sumó una crítica a esos 527 conductores infraccionados por no respetar la restricción vehicular que rigió el domingo, sábado y martes pasado. Esto pese a que los tacos fueron el día viernes, cuando no hubo restricción.

“Este fue un fin de semana especial, en el que salió mucha gente y da la impresión de que muchas personas no se enteraron o no escucharon que había restricción vehicular. Eso da cuenta de la gran cantidad de infracciones al tránsito que se cursaron por diferentes motivos y entre ellas hubo muchas por esta causa, y ese es uno de los motivos por los cuales se formaron atochamientos en los puntos donde hicimos controles junto al Ejército, Transportes, Salud y otros servicios”, resumió el general, quien advirtió que este próximo fin de semana debería normalizarse el tráfico vehicular desde y hacia la intercomuna.

Un tercio más de vehículos

Pero el general Sepúlveda profundizó su análisis a la generación de estos atochamientos, tocando dos puntos específicos y que dejan entrever que los llamados taco se podrían seguir generando a futuro, con o sin controles por pandemia, y en especial cuando se esté en las vísperas de fechas festivas y fines de semana largos.

“Hay que hacer notar que el parque vehicular de Ñuble, solo en el último año, aumentó en un 33 por ciento, respecto al año anterior”, detalló.

Conforme a la aseveración del jefe de la XVI Zona, el parque vehicular de la región estaría ya cercano a los 75 mil vehículos, es decir uno por cada 6,4 habitantes.

El contraste es más nítido en Chillán, si comparamos el parque vehicular actual con los 52.400 que se contaban como inscritos en la Inspección del Tránsito para abril de 2019.

Pero eso no sería todo, ya que amén de lo estadístico, el general Sepúlveda apuntó a problemas de infraestructura vial en la intercomuna.

“Otro factor es el diseño vial, porque las calles no dan abasto para tanto vehículo que sale al mismo tiempo, y en especial durante este fin de semana largo con mucha gente que salió a pasear a los sectores de turismo”, observó.

En Carabineros adelantan que los próximos controles especiales como los efectuados el pasado fin de semana, se repetirán para Navidad y Año Nuevo. Como se ha dicho “se espera que sea con controles aleatorios para agilizar el tránsito, porque hay que sacar notas de lo que pasó recientemente”, concluyó.

Semáforo en eterno rojo

Víctor Mascareño, ingeniero en tránsito, coincide y difiere con el general Sepúlveda respecto al análisis que explica la generación de tacos.

“Es cierto que hay un mayor parque vehicular y eso salta a la vista, pero eso no es algo que esté pasando solamente en Chillán, sino que en casi todas las ciudades de Chile y no es mucho lo que se pueda hacer para que eso no continúe así”, plantea.

Sin embargo, para el profesional, “eso no es la causa de que formen atochamientos, y tampoco es que haya problemas graves con el diseño vial de la comuna. Esto pasa, y así lo hemos concluido con otros profesionales del área de otras regiones con los que he estado conversando, es que si en todos los accesos hay fiscalizaciones permanentes y constantes, ninguna ciudad, por bien diseñada que esté, se salvaría de los tacos”.

A modo de ejemplo, relata que “esa tarde tuve que ir al sector de Oro Verde, que no es un lugar de mucho flujo vehicular y que tampoco resulta llamativo para la prensa local lo que pase allí. Y el taco que había era tremendo, y nadie que viva en este sector se habría imaginado que algo así les pasaría”.

Otra de las críticas a la forma de fiscalizar es que “si van tres o cuatro personas en el mismo auto, a cada una se le exige el permiso, entonces cada auto se debe detener por al menos un par de minutos, y las consecuencias son las que vimos, tacos que empezaban en plena zona urbana hasta las salidas”.

Tal situación se ha repetido en muchas otras comunas del país que se encuentran en la misma fase que la que rige en la intercomuna.

“Y si sales a la carretera, te das cuenta que pasa lo mismo en cada lugar donde se estén haciendo controles. Insisto en que debería replantearse la manera de fiscalizar, porque se sigue haciendo esto con cada auto que pase y a todos los ocupantes, es como si salieras a conducir y te encontraras en una fila que avanza como si hubiera un semáforo permanentemente con luz roja”.

Dejar el auto en casa

El aumento del parque vehicular es recurrente en la mayoría de los países del mundo y no se ha encontrado mayor solución para el fenómeno.

Lo único que se ha intentado con relativo éxito son las intervenciones viales y el mejoramiento de la locomoción colectiva para incentivar a la ciudadanía a dejar el auto en casa.

Solo por citar a la eterna referencia europea con la innegable brecha de idiosincrasia respecto a América del Sur, estas políticas públicas causaron un efecto tal que en 2016, por primera vez, en Noruega, bajaron casi en un 65% las solicitudes de licencias de conducir.

“Acá en Chillán hay varios proyectos o en ejecución o que están pendientes y que apuntan en mayor medida a lo mismo”, dice Mascareño.

Junto con citar las ampliaciones de avenidas como Paul Harris, o las que se preparan para Alonso de Ercilla o Huambalí, también apunta a que “hoy hay ya varias ciclovías y muchas otras que están por ejecutarse, entonces, la bicicleta es claramente una buena alternativa al auto”.

En menor medida se ha ido entregando recursos a las empresas de locomoción colectiva para que adquieran máquinas nuevas y den de baja las viejas

Respecto a las restricciones vehiculares por número de patentes, “puede ser útil, si se considera que si se restringen dos números, se saca al 20 por ciento de los autos. El problema es que muchos optan por un segundo vehículo y así aumenta el parque”, advirtió el ingeniero.

Facebook Comments

RADIO STELLAR FM

Atracción Musical

Sonando Ahora
TITULO
ARTISTA

Background

Escucha la señal online aquí

X
Abrir chat
👋 ¡Manda tu saludo!